Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookiesCerrar

30 Aniversario del Membrillo

  1. Membrillo Ecológico Santa Teresa

    ¡El nuevo modo de vida eco nos envuelve!

    Los productos ecológicos cada día cobran más fuerza a la hora de su inclusión en nuestra dieta diaria. Es fundamental que llevemos una alimentación variada y saludable, además de, por supuesto, complementarlo con la práctica de ejercicios físico. 

    Por nuestra parte, siguiendo los estándares actuales de alimentación, hemos lanzado al mercado una nueva variedad de Membrillo Santa Teresa: Membrillo Ecológico en formato de 290gr

    Este tipo de Membrillo está elaborado con azúcar orgánica y fruta fresca de Membrillo orgánica, 100% natural y seleccionada. Este producto es ideal para complementar tu dieta semanal, por todos estos motivos, y muchos más:

    • Fuente de fibra.
    • Rico en potasio.
    • Sin concentrados.
    • Sin gluten.
    • Sin conservantes.

    ¿A qué esperas para probarlo? Puedes encontrarlo en nuestra tienda online Santa Teresa y los centros comerciales Carrefour.

    Ampliar »
  2. Milhojas de Membrillo y foie con gelatina de PX

    Deléitate con estas asombrosas y espectaculares Milhojas de Membrillo Santa Teresa y foie con gelatina de Pedro Ximénez.

    Ingredientes: 

    Para la milhojas:

    Para la gelatina de PX:

    • 300 ml de PX.
    • 2 hojas de gelatina.
    • 30 gr de azúcar.
    • 2 gr de pimienta negra en grano.

     

    Elaboración:
    Troceamos el Membrillo Santa Teresa y el foie en láminas de medio centímetro. Por otro lado forramos un molde cuadrado con papel film. Para el montaje empezaremos haciendo una capa con el foie, a continuación otra con Membrillo Santa Teresa y así repetiremos tres veces. Una vez terminado la milhojas la filmaremos y pondremos algo de peso encima para que se compacten las capas. Reservamos en frigorífico.

    Para preparar la gelatina, pondremos en un cazo el PX , azúcar y los granos de pimienta a fuego medio-alto hasta llegar a ebullición. Esperaremos hasta que el azúcar se disuelva y se evapore el alcohol del vino. Mientras tanto vamos hidratando la gelatina en agua fría. Una vez evaporado el alcohol y disuelto el azúcar añadimos la gelatina.
    Extenderemos la gelatina en una bandeja para conseguir un grosor de medio centímetro.

    Para el montaje final de la milhojas, desmoldaremos el foie y el Membrillo Santa Teresa y cortaremos unos cuadrados de la gelatina del mismo tamaño que la milhojas. Asegurarnos de que la gelatina queda encima de una de las capas del foie.

    Ampliar »
  3. Strudel de queso y nueces con Membrillo Santa Teresa

    ¿Pensando en un postre que sorprenda a tus invitados? ¿Qué te parece este riquísimo Strudel relleno de nueces, queso crema y Membrillo Santa Teresa? strudell-de-membrillo-santa-teresa-queso-crema-y-nueces-01Ingredientes:

    • 1 paquete de pasta filo.
    • 500 gr de Membrillo Santa Teresa.
    • 150 gr de nueces picadas.
    • 150 gr de queso crema.
    • Azúcar glass.
    • 100 gr de azúcar.
    • 100 ml agua.

    Elaboración:

    Para la elaboración con el azúcar y el agua haremos un almíbar (ponemos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición).

    Por otro lado cogeremos tres hojas de pasta filo, una a una las pintamos con el almíbar y colocaremos una encima de la otra para conseguir pegarlas.

    Para el relleno de la masa comenzaremos con las nueces (reservando alguna para decorar), luego el Membrillo Santa Teresa y por último el queso. Todo el relleno se colocará en el centro de la pasta para poder formar un canelón, el cual cerraremos con el almíbar. Le daremos la vuelta para que la parte del cierre quede abajo. Pintamos todo con almíbar y daremos unos cortes y adornaremos con las nueces.

    Con el horno precalentado a 180ºC meteremos el pastel y horneamos durante 20 minutos.

    Por último espolvoreamos con azúcar glass por encima.

    Ampliar »
  4. El Membrillo: Debilidad de Reyes.

    Muchas de las costumbres culinarias del Reino de Aragón y particularmente de Cataluña, se incorporan a la cocina castellana y ocupan un lugar importante en la misma, no solo por otras preparaciones, ya que hay multitud de productos que proceden de estas zonas del mediterráneo y son de consumo habitual en el resto de España sobre todo el azúcar y los dulces, y aquí tenemos que hacer un apartado especial, porque dentro del reino de Aragón, y en el resto de la península, Valencia era la gran proveedora de dulces, sobre todo a los Reyes Católicos.

    quince-1758170_1920

    Como ejemplo tenemos la orden de pago que dan los reyes para que envíen a Calatayud el 19 Abril de 1481:

    • 65 libras de citronat
    • 35 libras de piyonada blanca y rosa
    • 36 mazapanes en 36 cajas
    • 30 potes de conservas de diversas confecciones
    • 8 libras de hostias doradas, confites menudos, avellanas, amecles, piñones, etc.
    Ampliar »
  5. El origen del Membrillo

    El cultivo del membrillo quizá fue anterior al de la manzana, y es posible que la "manzana" citada en el Cantar de los Cantares fuera en realidad un membrillo.

    Dice la Historia que la fruta de la discordia entre Adán y Eva fue la manzana prohibida; sin embargo, es posible que dicha “manzana” fuera un membrillo (manzana dorada), si aceptamos que el Edén estaba situado en Mesopotamia, lugar muy propicio para el desarrollo del membrillero...

    Entre los antiguos griegos, se ofrecía membrillo en las bodas, un rito que llegó de Oriente con el culto a Afrodita y permaneció sagrado. Plutarco relata que las novias griegas mordían un membrillo para perfumar su beso antes de entrar en la cámara nupcial "a fin de que el primer beso no fuera desagradable". Era un membrillo el premio que Paris concedió a Afrodita. El mejor tipo de membrillo venía de la región de Cidonia, en la costa noroeste de Creta, fruta conocida por los griegos como "Mela kudonia" o "manzana de Cidonia", de donde proviene también su nombre científico.

    quince-1417290_1280 Los romanos también usaban membrillos; el libro de cocina romano de Apicio proporciona recetas para guisar el membrillo con miel, y hasta para combinarlos, sorprendentemente, con puerros. Plinio el Viejo mencionó una variedad, el membrillo de Mulvian, que podía comerse crudo. Columella mencionó tres variedades, una de las cuales, "la manzana de oro" –que probablemente fuera la fruta del paraíso citada en el Jardín de Hespérides– ha dado su nombre al tomate en italiano (pomodoro).

    En la cultura árabe utilizaban el membrillo como medicina natural y, hasta hace no mucho tiempo, la fragancia de los membrillos inundaba los armarios y las arcas donde se guardaban las mejores telas.

    El membrillo es mencionado por primera vez en un texto inglés a finales del siglo XIII, aunque el cultivo en Inglaterra no es muy adecuado debido al calor del verano, que impide que la fruta madure totalmente. También fueron llevados al Nuevo Mundo, pero son raros en Norteamérica debido a su susceptibilidad al tizón de fuego o fuego bacteriano, una enfermedad causada por la bacteria Erwinia amylovora. Se cultiva ampliamente en Argentin a, Uruguay, los Balcanes, España y la cuenca del Mediterráneo. Casi todo el membrillo de los mercados norteamericanos proviene de Argentina.

    Nosotros, tratamos de cuidarlo con el mayor de los mimos para que no pierda toda su esencia. Esa es nuestra manera de formar parte de la historia de este fruto ancestral. Y por ello, vuestra confianza en este saber hacer ha hecho que cumplamos 30 años desde que apostamos por esta elaboración.

    Ampliar »
Posts loader