Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookiesCerrar

Recetas con Membrillo

  1. Ensalada de hinojo y quinoa con vinagreta de Membrillo Santa Teresa

    INGREDEINTES:

    • Hinojo
    • ½ pepino
    • Quinoa
    • Canónigos
    • Menta fresca
    • Membrillo Santa Teresa
    • AOVE
    • Sal

    PREPARACIÓN:

    Poner a hervir una tacita de quinoa y dos tazas de agua. Dejar enfriar y reservar.

    Cortar muy fino y en rodajas el pepino y el hinojo.

    Montar en un plato con ayuda de un molde redondo, colocar la quinoa y apretar.

    Desmoldar y colocar encima los brotes, el hinojo y el pepino.

    Aderezar con la vinagreta de Membrillo Santa Teresa, que se prepara batiendo 150 gr de Membrillo Santa Teresa y un chorro de aceite de oliva. Echar sal al gusto.

    Ampliar »
  2. Pastelitos vascos rellenos de crema pastelera y Mermelada de Membrillo Santa Teresa

    INGREDIENTES:

    • Mermelada de Membrillo Santa Teresa
    • Para la masa quebrada:
      • 250 gr de harina
      • 50 gr de almendra molida
      • 150 gr de mantequilla
      • 150 gr de azúcar
      • 1 huevo
      • 2 cucharadas de ron
      • 1 pizca de sal
    • Para la crema pastelera:
      • 500 ml de leche entera
      • 4 yemas de huevo
      • 100 gr de azúcar
      • 50 gr de maicena
      • 1 cucharadita de extracto de vainilla

    PREPARACIÓN:

    Para la crema pastelera.

    Del medio litro de leche separamos un poco dejándolo en un vaso. En esta pequeña cantidad disolvemos la maicena. Por otro lado, ponemos el resto de la leche en un cazo a calentar a fuego lento: Mientras se va calentando, batimos los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla en otro recipiente. Mezclamos la leche con la maicena disuelta con los huevos batidos. Iremos añadiendo esta mezcla al cazo con la leche que estamos calentando, lo haremos poco a poco. Y sin parar de remover iremos viendo que la mezcla irá espesando. Una vez tenga la textura deseada apartamos del fuego y dejamos enfriar completamente. 

    Nos ponemos con la masa quebrada.

    Empezamos mezclando los elementos secos, es decir, harina, almendra, sal y azúcar. Ahora cortamos en dados la mantequilla que estará bien fresquita de la nevera. Con las manos empezamos a amasar, para mezcla bien la mantequilla, aunque quedarán muchos grumos. Después añadimos el huevo batido con el licor. Seguimos amasando, la harina se tiene que integrar, pero la masa será arenosa. Separamos la masa en dos porciones, una mayor que otra, envolvemos en film y dejamos en la nevera 1 hora.
    Sacamos las masas la nevera, las estiramos individualmente con la ayuda de un rodillo y entre dos hojas de papel vegetal para evitar que se nos pegue. Metemos las masas ya estiradas de nuevo a la nevera hasta que esté durita. 

    Montaje de los pastelitos.

    Sacamos la masa, la más grande de las dos, le retiramos el papel vegetal. Cortaremos la masa en círculos.  Con los dedos adaptamos la masa al molde, si se nos rompe no pasa nada, con los dedos apretamos la masa y unimos grietas. Ponemos la crema, bastante cantidad, y después la Mermelada de Membrillo Santa Teresa.

    Sacamos el resto de masa de la nevera. Cortamos también en círculos y los colocamos para sellar los pastelitos. Sellamos bien los bordes para que no se nos salga el relleno. Metemos el pastel en la nevera otro rato, 15' más o menos. Mientras se vuelve a enfriar todo vamos precalentando el horno, a 180ºC. Batimos un huevo para pincelar nuestro pastel. 
    Sacamos el pastel de la nevera, lo pintamos con el huevo batido y lo metemos al horno durante unos 30'-35'. Tiene que quedar doradito. Una vez listo lo dejamos enfriar.

    Ampliar »
  3. Macarons de Membrillo Santa Teresa

    Ingredientes:

    • Para los Macarons:
      • 120 gr de azúcar glass
      • 120 gr de harina de almendra
      • 45 gr de claras de huevo (I)
      • 120 gr de azúcar blanca
      • 30 ml de agua
      • 40 gr de claras de huevo (II)
    • Para el relleno:

    Elaboración:

    Lo primero decir que es una receta tan sencilla como delicada, la cuestión es seguir muy bien los pasos y no tener prisas.

    Tamizamos el azúcar glass y la harina de almendra y lo mezclamos bien. Reservamos esta mezcla. A continuación, ponemos al fuego el agua y el azúcar blanca hasta que lleguen a 115° C.

    Mientras, monta los 45gr de claras (I) en la batidora. Vierte el jarabe anterior a la clara montada muy despacio, en forma de hilo. Continúa montándolo hasta bajar la temperatura a 40°C. Este es el momento de poner colorante alimentario si quisiéramos que nuestros Macarons fueran de un color en concreto.

    Incorpora los otros 40gr de claras al azúcar glass y la harina de almendra que hemos incorporado al inicio de la receta, y pon esta mezcla en la batidora para incorporarla al merengue. Saca la masa de la batidora, termina de mezclar y coloca la masa con la manga pastelera dándole el tamaño deseado que quieres que tengan tus Macarons.

    Déjalo reposar hasta que se seque un poco la masa, lo sabrás porque forma una capa en la parte superior que, al tocarla, no se pega en los dedos.

    Cocemos en el horno precalentado a 165º C durante 12 minutos (en el caso de Macarons más grandes, puede aumentar la temperatura a 170º C y cocer durante 18 minutos). Deja reposar y enfriar.

    Ahora, con la ayuda de un molde redondo del mismo tamaño que los Macarons, cortaremos unos discos de Membrillo Santa Teresa y de queso para rellenarlos y listo.

     

    Ampliar »
  4. Hojaldre de Membrillo con Nueces Santa Teresa

    Ingredientes:

    • Láminas de hojaldre de 8x12 cm
    • 1 huevo
    • C/n de almendra laminada cruda
    • 1 yogurt natural
    • 125 gr. de turrón blando
    • ½ manzana por persona
    • C/n de azúcar moreno
    • 100 gr. de Membrillo con Nueces Santa Teresa
    • ½ lt. de vino rosado espumoso
    • 1 cucharada de vinagre de Módena
    • 50 gr. de azúcar moreno
    • 1 cucharada de miel
    • 1 c/p de pétalos de rosa deshidratado
    • 150 gr. de frutas del bosque

    Elaboración:

    El primer paso, es poner el vino rosado a reducir junto con el azúcar, la miel, los pétalos de rosa y el vinagre de Módena.

    En un vaso de batidora mezclamos muy bien el yogurt con el turrón y lo reservamos en frío para que coja cuerpo.

    Pintamos las láminas de hojaldre con un poco de huevo y espolvoreamos por encima las almendras laminadas. A la vez, cortamos la manzana en láminas, las colocamos superpuestas y las espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

    Ponemos en el horno ya precalentado a200 ºCel hojaldre y la manzana y lo dejamos unos 20 min. aproximadamente.

    Cuando el vino haya reducido hasta coger una textura melosa, añadimos los frutos rojos, le damos un par de vueltas para que se mezcle bien y lo retiramos del fuego.

    Para montar nuestro postre, abrimos el hojaldre por la mitad como si fuese un bocadillo y retiramos parte del hojaldre de la base para poder poner ahí nuestra crema de turrón y yogurt.

    Encima de la crema de turrón, colocaremos la manzana y el Membrillo con Nueces Santa Teresa cortado en láminas y terminaremos decorando con los frutos del bosque.

    Ampliar »
  5. Mochi relleno de nueces y Membrillo Santa Teresa

    ¿Conocéis el postre de moda? Hoy os presentamos en esta elaboración "Mochis japoneses rellenos de Membrillo Santa Teresa". El mochi es un pastel de arroz japonés hecho de mochigome, un pequeño grano japonés de arroz glutinoso. Aunque se come durante todo el año, el mochi es un alimento tradicional del año nuevo en Japón y se consume más comúnmente durante esa temporada. 

    Ingredientes:

    Para los mochis (6-10 ud):

    • 250 gr de harina de arroz glutinoso
    • 100 gr de azúcar
    • 300 ml de agua fría
    • Maizena (para espolvorear mientras se amasa)

    Para el relleno:

    • 250 gr. de queso crema
    • 250 gr. de Membrillo Santa Teresa
    • 200 gr. de nueces
    • Una pizca de sal

    Elaboración:

    En un recipiente mezclamos la harina de arroz glutinoso y el azúcar.

    Mezcla enérgicamente, añadiendo el agua lentamente, hasta que no queden grumos y la mezcla quede un poco pegajosa y elástica.

    Forramos con un paño húmedo un cuenco de bambú para cocer al vapor, vertemos la masa en su interior y tapamos. Situa el cuenco sobre una cacerola del mismo diámetro, llena de agua hirviendo. Dejar cocer unos 20-25 minutos hasta que la masa adquiera una textura mate de aspecto más sólido y pastoso.

    Retira del fuego y deja enfriar la masa hasta que esté templada (mínimo 45 min).

    La amasamos manualmente, o con la ayuda de un trapo húmedo limpio o de una espátula rígida. Como truco, se puede añadir hasta un 10% más de azúcar para que los mochis duren más tiempo.

    Espolvoreamos Maizena sobre la encimera (o dentro de una bandeja de horno). Usaremos esta superficie para verter la masa y embadurnarla con harina para que sea manipulable y no se pegue a las manos.

    Con esta receta obtendremos el típico mochi blanco pero podremos hacerlos de los colores que queramos añadiendo colorantes de pastelería.

    Para rellenar el mochi:

    Haremos una masa con todos los ingredientes del relleno. A continuación, estiramos la masa ligeramente y la cortamos en porciones pequeñas (tamaño albóndiga) con la ayuda de una espátula rígida.

    Aplana cada pelota en la palma de la mano, estirando con cuidado para formar un disco.

    Colocar el relleno en el centro y, mediante pequeñas rotaciones en la palma de la mano, poco a poco ir cerramos los laterales de la pasta de arroz sobre el relleno, a modo de capullo de flor, hasta que tengamos la bola perfectamente cerrada.

    Para acabar de sellar la masa de arroz, basta con realizar pellizcos en las grietas para que se peguen y la superficie quede homogénea.

    Ampliar »
Posts loader