Hoy Seguimos con las recetas de nuestro concurso. Además con una buena noticia, algunos nos estabais pidiendo un poco más de tiempo para terminar las recetas así que hemos ampliado el plazo de presentación hasta el 31 de marzo. Dicho esto, le toca el turno a la receta de Anita Cocinitas, Chupachups de albóndigas a las tres salsas. Ha elegido hacer una versión de las albóndigas de ternera de toda la vida y para ello ha hecho unos chupachups de unas ricas albóndigas rellenas de queso y además ha realizado tres diferentes tipos de salsas: Crema de manzana y cebolla, salsa de espinacas y una salsa de piquillos. Cómo hacer los chupachups de albóndigas Necesitaremos, 500g de carne picada de ternera, 1 diente de ajo, Sal, nuez moscada, leche, pan rallado, perejil, pimienta, Queso en daditos. Uno que funda bien. Yo he usado mezcla de Cheddar, Edam y Emmental, Aceite de oliva, Palillos de brocheta u otro tipo de palillo largo. Primero preparamos la carne. Le añadimos sal, nuez moscada, pimienta molida, un diente de ajo muy picadito, perejil muy picado también, un par de cucharadas de pan rallado y un chorro de leche. Lo dejamos reposar media hora. De mientras podemos hacer las salsas. Hacemos albóndigas. Tienen que ser pequeñitas, para que sean cómodas de comer. Primero hacemos una bolita con las manos. Luego hacemos un hueco para el queso con los pulgares. Introducimos 1 o 2 taquitos pequeños de queso y volvemos a cerrar la albóndiga y le damos forma de nuevo. Tiene que quedar bien tapado, muy uniforme, porque si no al freír se abrirán y se saldrá el queso. Las freímos en abundante aceite. No debe estar muy caliente, para que se hagan bien por dentro sin quemarse. Les vamos dando vueltas constantemente. Las depositamos sobre un papel de cocina para que suelten el aceite, y les ponemos el palito. Yo he usado palos de brocheta partidos a la mitad. Esta vez las he puesto sobre una fuente, pero otra buena forma de presentarlos sería pinchándolos en un pan, por ejemplo. Para hacer las salsas... Para la crema de manzana y cebolla. Pelamos y picamos la manzana y la ponemos a fuego medio junto a la cebolla picadita con un chorrito de aceite. Añadimos sal y un chorrito de vino blanco para que no se queme. Cocinamos hasta que esté todo bien blandito y doradito. Por útimo rociamos con un poco de whisky y dejamos que este se consuma. Pasamos por la batidora añadiendo un poco de agua si es necesario para lograr la densidad que queramos. Para la salsa de espinacas. Cocemos las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Escurrimos bien y reservamos. Hacemos una bechamel ligera, y derretimos en ella el quesito. Añadimos las espinacas y pasamos por la batidora hasta lograr una cremita fina. Para la salsa de piquillos. Ponemos a pochar en una sartén la cebolla picadita, junto al calabacín pelado y troceado, con un chorrito de aceite y sal. Cuando esté todo bien blando, añadimos los pimientos escurridos y lo dejamos cocer un par de minutos. Pasamos por la batidora, añadiendo leche hasta conseguir la textura que queramos. Para terminar, Anita, nos aconseja que casa comensal coja su Chupachups, lo moja en la salsa que más le guste... y a disfrutar.