No es nada nuevo decir que las verduras aportan multitud de beneficios y propiedades a los más pequeños. Y también es conocido por todos que la mayoría de los niños se niegan a comerlas. Por estos motivos, sabemos que las cremas de verduras son una fantástica alternativa para que los niños consuman verduras de una forma sencilla y diferente.

La crema de verduras es un fantástico y completo primer plato para los niños. Les aporta hidratación de forma sana y equilibrada, por su alto contenido en agua. Y si además les incluimos en su menú carne o pescado, añadimos proteínas, lo que las convierte en un plato muy rico en nutrientes.

Al estar elaboradas principalmente con hortalizas, les aportan una gran cantidad de fibra y minerales específicos. Fortalece sus defensas gracias a su alto aporte en vitaminas, especialmente de Vitamina C.

Por todo ello, son un alimento ideal para combatir las bajas temperaturas y protegerlos de resfriados y catarros. Para los niños es de gran ayuda ya que les permite un sano crecimiento y un desarrollo correcto de su organismo.

Y principalmente, y teniendo en cuenta que estamos hablando de los más pequeños, es muy importante la importante aportación de variedad a su dieta diaria.

Las Cremas de Verduras son muy fáciles de elaborar. Pero si buscáis una receta ya preparada, y 100% natural, sin aditivos ni conservantes, las Cremas Santa Teresa son la opción ideal. La gama completa está compuesta por: Crema de la Huerta, de Calabaza, de Calabacín, y la Vichyssoise. Las encontrarás ya listas para consumir, solo tendrás que calentarlas, gracias al nuevo formato "ready to eat" (listo para comer).

Puedes encontrarlas en Santa Teresa Shop o en www.santateresagourmet.com.