¡Estamos de aniversario! Y como no podía ser de otra manera, este es un cumpleaños muy especial y feliz para Santa Teresa!

Hace 30 años que la compañía dio un salto que fue la clave para cambiar el rumbo de nuestra historia.imagen-150-large

En 1986, se decidió incluir en la gama de productos Santa Teresa un producto que cobra especial relevancia para Santa Teresa: el Membrillo. Y es que el membrillo supuso el inicio de nuestra diversificación fuera de las pastelerías.

Actualmente, es el único producto del mercado con denominación "Carne de Membrillo", y es que, como os hemos contado en numerosas ocasiones, solo fabricamos con los solomillos de la fruta. Además, no existe otro productor en el mercado que elabore este producto con fruta fresca.

La calidad de la materia prima que utilizamos y su elaboración artesanal, hacen de nuestro membrillo un producto único y muy versátil: ya sea para degustarlo solo, combinado con queso o como ingrediente gourmet en recetas de alta cocina. Por sus propiedades naturales es, además, un tentempié muy saludable para niños, mayores o personas con alta actividad física y desgaste intelectual.

Comenzamos esta campaña con la ilusión del primer día, de aquel 1986.

Por todo esto, ¡es el momento de retomar el Membrillo! ¡Recuperemos los buenos hábitos!