Las Quiche Santa Teresa son una trilogía, de las mejores que podréis degustar, saborear, apreciar. Hace unos días os presentábamos la primera de las Quiche, la tres quesos y cebolla y la Quiche . Hoy le toca el turno a la Quiche Lorraine Santa Teresa. La novedad de este producto diferenciado con otros del mercado, por un lado son los ingredientes diferenciadores de los clásicos. Por otro lado la gran calidad de los mismos. Y finalmente el sistema de atmosfera protectora que hemos utilizado que permite conservar el producto durante 45 días en perfectas condiciones. Y que por supuesto nos permite decir como en el resto de nuestros productos que es una receta 100% natural, sin conservantes ni aditivos. Origen de la Quiche Lorraine La quiche es originaria del noroeste de Francia, concretamente de la región de Lorena, de ahí la denominación “Lorraine” de su versión más universal. Dicen que la idea surgió por el excedente de mantequilla y nata existente en esta zona rica en ganadería. Al compaginarlas con una masa hecha con harina, se creaba un pastel salado muy suave, con un alto contenido en proteínas y muy energético. El relleno más popular es el de queso y panceta (o bacón), aunque éstos se incorporaron posteriormente. La fórmula original data de la Edad Media y aparece ya referenciada en libros de cocina de hace 400 años. En aquél entonces sólo llevaba la masa de pan recubierta de huevos, nata y algo de sal. Esta elemental receta ha ido evolucionando hasta las quiches que conocemos en la actualidad. Más información Presentación de la quiche de Lorraine Santa Teresa en formato de 225 g. Caducidad: 45 días [Refrigerado]. Sin aditivos. Sin conservantes. De venta en Internet en la tienda On line a 3,35 €. Degustación de la Quiche Lorraine Santa Teresa La quiche es perfecta como entrante o plato principal en una cena informal. Si queremos una cena perfecta, en invierno podemos combinarla con Pastel de Merluza gratinado con bechamel Santa Teresa y en verano, con Gazpacho Raf Santa Teresa (muy frío).