maki-con-membrillo-y-queso-philadelphiaIngredientes 24 makis: 500 gr de arroz japonés 115 ml de vinagre de arroz 200 gr Membrillo Santa Teresa 100 gr queso cremoso 4 algas secas Esterilla de bambú Salsa soja Agua Modo de Preparación: Lo primero que vamos a preparar es el arroz. Por una tacita de arroz 2 ½ de agua y cocer 20 min. Lo más importante es lavar bien el arroz hasta que el agua salga transparente. Hay que hacerlo rápido para que el arroz no chupe mucha agua y se hinche. Lo dejamos escurrir muy bien. Metemos el arroz en la olla y añadimos 1,05 L de agua. Cerramos la olla y encendemos. Más o menos tarda unos 40 min en estar listo. Una vez salte la olla y nos indique que está listo sacar y dejar enfriar en una bandeja, si tiene costra dura, la retiramos con cuidado para dejar solo los granos de arroz que estén blanditos. Ahora lo removemos bien para que se enfríe. A continuación añadimos el vinagre de arroz unos 115 ml y seguimos enfriando. Una vez esté frío importante conservarlo en un tupper cerrado. Las algas las vamos a partir a la mitad, es fácil, con un cuchillo que corte bien las vamos cortando. Si los lados no están rectos podemos perfilar con el cuchillo para que queden perfectos. Sobre la esterilla de bambú colocamos el alga. Sobre esta vamos a ir esparciendo el arroz para que quede bien cubierta pero no demasiado gruesa, pues el alga puede romperse. Este proceso también tiene que hacerse rápido, pues el alga se humedece y se puede romper. Una vez cubierta de arroz en la parte central untamos con el queso cremoso y encima colocamos una tira de ½ dedo de grosor de Membrillo Santa Teresa. Para enrollar doblamos la esterilla, tiene su truco, pero no es difícil, que quede la esterilla por fuera mientras vamos cerrando y apretando el maki, cuando ya quede poquito humedecemos con agua el borde para que se peguen bien los extremos del maki y que no se nos abra a la hora de comer. Una vez formado el rollito procedemos a cortar para que nos salgan 6 makis. Es importante en cada corte limpiar bien el cuchillo para que no se nos pegue al arroz y se rompa. Y listo!!!, ya tenemos nuestros fabulosos makis de Membrillo Santa Teresa con queso cremoso, una manera actual de disfrutar de un producto tan tradicional como es el Membrillo.