Otra receta de sandwich calentito del blog Sweet Honey Bunny, con pan casero, aromatizado y mezcla de sabores dulces y picantes... Ingredientes: Un trozo de focaccia de unos 7x15 cm, abierto a la mitad, o un bollo del pan que más nos guste (aprox. 60 gr)  2 filetes pollo (aprox. 120 gr) Una cuña de queso camembert (aprox. 50 gr) Un cucharada de mermelada de tomate (aprox. 15 gr) Una cucharada de mayonesa (si es casera, mejor) (aprox. 15 ml) Una pizca de mostaza en polvo (aprox. 5 gr) Unas hojas de rúcola (aprox. 15 gr) Preparación:  Lo primero, es abrir la focaccia y tostar ligeramente. Reservamos.  Hacemos en la sartén los filetitos de pollo. A mí me gusta la carne casi cruda, aunque en el caso del pollo, ese colorcillo me da un pelín de grima, o sea que los paso más, pero sin pasarme (y valga la redundancia) para que no quede seca la carne y haga "bola" al masticarla.  Mientras tenemos en la sartén la carne, mezclamos la cucharada de mayonesa con la pizquita de mostaza en polvo. Me gusta el toque picantón y atrevido que le da la mostaza, y aprovecho siempre para puedo para hacer la mezcla. Untamos ambos trozos de pan ligeramente para que estén humedecidos, y colocamos unas hojas de rúcola en cada parte.  Sacamos los filetes de pollo y colocamos encima de uno de los trozos de pan. Deprisa, para que esté aún caliente, cortamos la cuña de camembert en triángulitos más pequeños y disponemos encima, junto con la mermelada extendida. Y tapamos. Y devoramos...