Deleita a tus invitados con este sofisticado guiso de rabo de toro.

Es el rey de las frutas de otoño. El membrillo es muy apreciado por la elaboración del dulce y la carne que se aprovecha de él. Pero además tiene unas propiedades nutricionales fantásticas. Es por ello, por lo que se utiliza para su consumo tanto en recetas dulces como saladas, y desde los platos más simples a los más elaborados.

Un manjar que puedes consumir en desayunos, meriendas, postres, durante un picoteo con los amigos, o para acompañar como aperitivo en un cóctel. ¡No te lo pienses más! Esta receta de membrillo es una auténtica delicia para llevártela a la boca en cualquier momento. 

Disfruta además de la fusión del sabor dulce del membrillo con la suculenta carne del rabo de toro y el toque del huevo hilado. Inspirada en aquella receta tradicional que hacían nuestras abuelas, totalmente natural, a partir sólo de fruta fresca seleccionada, sin conservantes ni aditivos artificiales. El sabor de siempre con toda la calidad y el cuidado que mereces.

 

¡Manos a la obra con el timbal de rabo de toro!

  • Nutrientes que aporta: fibra, potasio, taninos, pectinas, vitaminas A y C, K, B9

 

Ingredientes:

Para el rabo de toro:

  • 1'5 kilos de rabo de buey (puede ser de ternera)
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 2 cebollas grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 copa de coñac
  • 1 c/s de vinagre
  • 400 ml de vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra Santa Teresa
  • Pimienta
  • Sal

Para la parmentiere de higos:

  • 400 g de patatas harinosas pequeñas (kennebec o monalisa)
  • 40 g de mantequilla
  • 120 ml de leche entera
  • Aceite de oliva virgen extra Santa Teresa
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
  • 4 higos frescos o secos

Para la terminación del plato:

  • C/n de Membrillo en lonchas Santa Teresa
  • C/n de Huevo Hilado Trufado Santa Teresa
  • Higos frescos para decorar

 

Elaboración:

Para el guiso de rabo de toro:

  1. Lo primero que haremos será limpiar ligeramente la grasa que pudiera sobrar a los trozos de rabo y secarlos bien con papel absorbente. Después, en una sartén, doramos el diente de ajo, lo retiramos y en el mismo aceite, doramos los trozos de rabo de toro. El secreto de la receta, además de sus ingredientes y del proceso en sí, es que hay que dorar muy bien el rabo. Dejamos reservado para más tarde.
  2. En el mismo aceite, hacemos un refrito con las zanahorias cortadas en rodajas y la cebolla picada y cocinamos hasta que queden bien doraditas. La primera parte de la cocción se puede hacer en la olla exprés y una vez abierta, comprobamos el punto y dejamos “chup-chup” unos minutos.
  3. Para ello, pasamos a una olla exprés el refrito y el rabo y rehogamos bien todo junto procurando dorarlo bien. Salpimiéntamos. Después, reducimos el fuego, agregamos la copa de coñac y dejamos evaporar. Removemos y le añadimos el vinagre y el vino tinto. Dejamos que hierva en la olla durante 45 minutos (si la tuya es de las rápidas, adapta el tiempo). Cuando el guiso de rabo de toro esté hecho, retiramos la carne y pasamos la salsa por el pasapurés. También puedes colar el caldo y reducirlo para obtener un jugo más concentrado. Desmigamos el rabo cuando aún este templado para hacerlo mejor y reservamos para luego.

Para la parmentiere:

  1. Limpiamos bien las patatas pequeñas bajo el grifo para sacarles los restos de arena que puedan tener. Después, las ponemos con la piel en agua fría que las cubra bien y sal y hervir hasta que estén blandas, unos 20 minutos. Lo comprobamos pinchándolas con un palillo o cuchillo. Es importante cocerlas con piel para que absorban la menor cantidad de agua posible y conserven más almidón en su interior. A continuación, ponemos a calentar la leche a fuego muy bajo. Cuando las patatas estén cocidas, escurrirlas, las pelamos aún calientes y las pasamos por el pasapurés. Incorporamos la mantequilla cortada en trocitos y salpimentamos. Removemos para que se vaya deshaciendo la mantequilla con el calor de las patatas. Después añadimos la leche caliente y removemos para que el almidón de la patata vaya absorbiendo la leche poco a poco. Cocemos durante 2 o 3 minutos más a fuego lento hasta que se deshaga del todo la mantequilla y el almidón de la patata haya absorbido completamente la leche. Removemos constantemente y añadimos los higos y trituramos con la batidora eléctrica.
  2. Por último, cogemos un molde redondo o cuadrado como más nos guste y lo pintamos por dentro con un poco de aceite para que el membrillo no se nos pegue. Después, colocamos el Membrillo en lonchas Santa Teresa de forma que cubran todo el interior del molde. Rellenamos con el rabo de toro desmigado y salseamos ligeramente. Después, desmoldamos y acompañamos con un poco de salsa parmentiere y con un trocito de higo fresco para decorar. Por último, rematamos el plato con el Huevo Hilado Trufado colocándolo sobre la carne. ¡Y listo!

Con qué acompañar esta receta

Existen pocas recetas que sean tan tradicionales y tengan tanto mimo como un rabo de toro bien guisadito. Uno de los platos más clásicos de la gastronomía española cargado de proteínas y apto para todos los públicos. Podemos acompañarlo con una ensalada ligera, por ejemplo. También puedes maridarlo con un buen vino tinto. La combinación perfecta para disfrutar de una comida rica y saludable.

¡Y elige el mejor plato para compartir con tus invitados más especiales!

 

Sabías que…

Antiguamente se pensaba que los membrillos eran un tipo de manzana y se consumían asados con miel y cubiertos con una capa de harina. Con el descubrimiento y el mayor uso del azúcar, se comenzó a elaborar el dulce de membrillo que hoy conocemos. Además, se empleaban no sólo como alimento, sino también como remedio eficaz contra las indigestiones. Esto te da una idea de las grandes propiedades que te ofrece esta fruta.

Nos ayuda a bajar el nivel de colesterol, la hipertensión, mejora el tránsito intestinal gracias a su gran aporte de fibra y tiene efecto desintoxicante debido al ácido málico que contiene. Además, combate la retención de líquidos y, por su gran fuente de potasio, ayuda a nuestro sistema muscular y nervioso.

 

No olvides que puedes encontrar el Membrillo en Lonchas Santa Teresa, el Huevo hilado trufado y otros productos de la marca Santa Teresa en nuestra página web, en los distintos centros gastronómicos Santa Teresa Shop, o en grandes superficies.