En esta ocasión os presentamos un vistoso timbal, que está protagonizado por Membrillo en lonchas Santa Teresa, ideado para hacer más fáciles tus platos. Además, hemos culminado la receta con el toque inigualable del Huevo Hilado Trufado Santa Teresa. ¿Apetece?

Ingredientes:

Para el rabo de toro:

  • 1'5 kilos de rabo de buey. (puede ser de ternera).
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • 2 cebollas grandes.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 copa de coñac.
  • 1 c/s de vinagre.
  • 400 ml. de vino tinto
  • C/n de aceite de oliva virgen extra S. Teresa.
  • C/n de pimienta.
  • C/n de sal.

Para la parmentiere de higos:

  • 400 g de patatas harinosas pequeñas (por ejemplo kennebec o monalisa).
  • 40 g de mantequilla.
  • 120 ml de leche entera.
  • Aceite de oliva virgen extra S. Teresa.
  • C/n de Sal.
  • C/n de pimienta blanca molida.
  • 4 higos frescos o secos.

Para la terminación del plato:

Elaboración:

Para el guiso de rabo de toro:

Limpia ligeramente la grasa que pudiera sobrar a los trozos de rabo y sécalos con papel de cocina. Dora el diente de ajo, apártalo y en ese aceite dora los trozos de rabo. El secreto de la receta, además de sus ingredientes y del proceso en sí, es que hay que dorar muy bien el rabo. Reservar. En el mismo aceite haz un refrito con las zanahorias cortadas en rodajas y la cebolla picada, debe quedar bien dorado. La primera parte de la cocción se puede hacer en la olla exprés y una vez abierta comprobar el punto y dejar “chup-chup” unos minutos. Para ello, pasa a una olla exprés el refrito y el rabo. Rehoga bien todo junto. Procura dorarlo bien. Salpimentalo. Baja el fuego, agrega la copa de coñac y deja evaporar. Remuévelo. Añádele el vinagre y el vino tinto. Cuece en la olla durante 45 minutos (si la tuya es de las rápidas, adapta el tiempo). Cuando el guiso de rabo de toro esté hecho, retira la carne y pasa la salsa por el pasapurés. También puedes colar el caldo y reducirlo para obtener un jugo más concentrado. Desmiga el rabo cuando aún este templado para hacerlo mejor y reserva.

Para la parmentiere:

Limpiar bien las patatas bajo el grifo para sacarles los restos de arena que puedan tener. Poner las patatas con piel en agua fría que las cubra bien y sal y hervir hasta que estén blandas, unos 20 minutos. Comprobarlo pinchándolas con un palillo o cuchillo. Es importante cocerlas con piel para que absorban la menor cantidad de agua posible y conserven más almidón en su interior. Poner a calentar la leche a fuego muy bajo. Cuando las patatas estén cocidas, escurrirlas, pelarlas aún calientes y pasarlas por el pasapurés. Incorporar la mantequilla cortada en trocitos y salpimentar. Remover para que se vaya deshaciendo la mantequilla con el calor de las patatas. Añadir la leche caliente y remover para que el almidón de la patata vaya absorbiendo la leche poco a poco. Cocer 2-3 minutos más a fuego lento hasta que se deshaga del todo la mantequilla y el almidón de la patata haya absorbido completamente la leche. Remover constantemente. Añadir los higos y triturar con la batidora eléctrica.

Montaje del plato:

Cogemos un molde redondo o cuadrado como más nos guste y lo pintamos por dentro con un poco de aceite para que el membrillo no se nos quede pegado. Colocamos el Membrillo en lonchas de forma que cubran todo el interior del molde. Rellenamos con el rabo de toro desmigado y salseamos ligeramente. Solo nos quedaría desmoldar, acompañar con un poco de la parmentiere y un trocito de higo fresco para decorar y por ultimo rematar con el Huevo Hilado Trufado encima de la carne.