El mazapán es un buen final a cualquier comida o cena navideña, además de finalizar los menús navideños también finalizamos nuestra presentación de los cuatro productos (fantásticos) de pastelería tradicional sin ningún tipo de conservante ni aditivo y sólo gracias a su sistema de envasado en atmósfera protectora, se ha conseguido una caducidad de 30 días. Todos están libres de Grasas Trans, fieles a nuestro compromiso con todos vosotros, tan perjudiciales para nuestra salud y presentes en gran parte de la bollería industrial. Los mazapanes los elaboramos a partir de almendra fresca y azúcar, envasados en paquetes de 250 g y con una fecha de caducidad de 30 días. Se pueden comprar en grandes superficies y en la Tienda Santa Teresa de productos gourmets.