Las murallas. La huella teresiana. El chuletón. Y, por supuesto, las Yemas de Santa Teresa. Uno de los elementos más identificativos de Ávila, pero también una de las joyas de la repostería española. Disfruta de este dulce de oro, que convertirá cada bocado en una experiencia de sabor y tradición.

Las Yemas Originales desde 1860

Ver como

10 productos

Ver como

10 productos

Una Receta con más de un Siglo de Tradición

Las Yemas de Santa Teresa mantienen toda su esencia y su elaboración tradicional desde hace más de 150 años. Una receta centenaria que las hace únicas y especiales.

Cada yema es un bocado de tradición: la que iniciaron en 1860 en un pequeño obrador del centro de Ávila, que hoy en día es La Flor de Castilla. Un secreto, el de su receta auténtica, que ha pasado de generación en generación, de padres a hijos. Y que ahora puedes disfrutar como siempre, como nunca.

Comprar Yemas de Santa Teresa es apostar por lo seguro: por un dulce que sabes que gustará a todos, y que encierra en su interior un sabor excepcional. Tanto para regalar como para ofrecer un postre de diez, este dulce es todo un acierto.

Busca sólo las auténticas Yemas de Santa Teresa, las que consiguen ese sabor excepcional y esa calidad que sólo ese celo por su receta original podrá ofrecerte.

Un producto natural y artesano que podrás identificar con el jeroglífico que incluimos en cada una de sus cajas y que resume gráficamente su origen. Así te asegurarás haber elegido las auténticas Yemas de Santa Teresa.

Motivos para comprar Yemas de Santa Teresa

Cuando disfrutas de las auténticas Yemas de Santa Teresa no sólo estarás saboreando un dulce exquisito y exclusivo. Cada uno de estos pequeños tesoros dorados encierra en su maravilloso sabor el gusto por la tradición y la innovación.

Desde que comenzaron a elaborarse en 1860, las Yemas de Santa Teresa se han convertido en todo un referente de la gastronomía de Ávila. Una de sus señas identificativas que ha traspasado sus murallas y que ha llevado su nombre a miles de rincones en todo el mundo. Por eso, en Santa Teresa Gourmet cuidamos al máximo de este dulce tan especial, respetando su origen, pero también buscando sorprender a los paladares más exigentes.

Con ese afán de superación, y pensando en los más golosos y selectos, la familia de Yemas de Santa Teresa ha crecido en los últimos años con nuevas y sabrosas incorporaciones:

  • Sabor tradicional (poner enlace al producto): Las Yemas de Santa Teresa de siempre. Sólo yema de huevo y azúcar. Ingredientes 100% naturales, sin conservantes ni aditivos, creadas día a día en nuestro obrador, para que conserven toda su frescura. Descubre el sabor que ha encandilado a generaciones.
  • ChocoYemas (poner enlace al producto): Para los amantes del buen chocolate, este dulce fusiona a la perfección el sabor de las Yemas de Santa Teresa con la intensidad de su fina cobertura de chocolate negro. Un sorprendente bocado con un corazón de oro. ¡No podrás resistirte!
  • Yemas al Ron (poner enlace al producto): Una combinación de sabores espectacular entre el dulce de la yema y su base de chocolate negro, con el sutil gusto de este licor tan particular. Una mezcla que no dejará indiferente a nadie.
  • Yemas de Santa Teresa con Anís del Mono (poner enlace al producto): La unión de dos grandes marcas de nuestra gastronomía para ofrecerte una experiencia única con la que descubrirás una perfecta fusión de aroma y sabor inigualables.

Cómo elaboramos las Yemas de Santa Teresa 100% Artesanas

En Santa Teresa Gourmet mimamos al máximo la receta de las auténticas yemas de Santa Teresa. Sólo con los mejores ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes. Un producto 100 % artesanal, realizado cada día en nuestro obrador.

Redondeadas a mano, una a una, en bolas de unos 2 cm de diámetro. Con todo el cuidado y cariño de nuestros maestros pasteleros. No encontrarás dos yemas iguales: por eso son tan auténticas.